Historias de Mujeres profesionales: Desarrollo personal ¿Conducta humana o karma?Volver

novartis

Año:
2015-12-02


Descripción:

Hace poco, en una formación para el desarrollo personal, más espiritual que profesional, me explicaron aquello del “karma”.

Según varias religiones la palabra karma en sánscrito hace referencia a una energía trascendente que deriva de los actos de las personas. Según las leyes del karma cada una de las sucesivas reencarnaciones quedaría condicionada por los actos realizados en vidas anteriores. Es como una ley cósmica de causa-efecto.

El Budismo es una de estas religiones. Los budistas afirman que todas nuestras acciones, físicas, verbales y mentales son causas y las experiencias que vivimos a raíz de ellas, los efectos. Estas acciones presentes son a su vez efectos del pasado y cada individuo tiene experiencias únicas y diferentes, por eso creen en un karma individual. Sufrimos por las acciones perjudiciales realizadas en otras vidas. Para alcanzar la felicidad pura debemos abandonar hasta la más pequeña acción negativa en esta vida actual, en beneficio de nuestras vidas futuras. El potencial de nuestra existencia es ilimitado, debemos valorarla y aprender a utilizarla de forma provechosa.

En el fondo es muy parecido al Coaching. Todos realizamos acciones que están influenciadas por nuestras creencias potenciadoras y limitadoras, que se han creado en el pasado. Si nos valoramos a nosotros mismos y nos establecemos objetivos retadores, podremos realizar acciones positivas que nos ayuden a alcanzar la felicidad. Debemos trabajar nuestro autoconocimiento y nuestras creencias limitadoras para alcanzar ese estado puro en el que logramos la mejor versión de nosotros mismos.

¿Qué ocurre cuando alguien no consigue desapegarse de esas creencias limitadoras? ¿Cuándo sigue con su versión parcial de la realidad y esto le lleva a seguir realizando acciones perjudiciales en su vida?.

Nuevamente, en el plazo de sólo dos semanas, me he encontrado con otra mujer madura que defiende un papel de víctima que nadie comparte y que agrede a los que intentan acercarse a ella, atrincherada en su visión y alejando cada vez a más personas. Tener un gran ego y querer ser siempre el centro de atención impide cualquier posibilidad de desarrollo personal, y hunde a estas personas en una vida miserable donde el auto engaño no les permite ver más allá.

Y lo que me pregunto hoy es, ¿es su karma? o ¿es un problema de trastorno de conducta?. Como psicóloga abogo por el trastorno, por la falta de equilibrio mental e incluso por el mal funcionamiento de algún neurotransmisor, hormona o conexión neuronal; pero ¿y si es debido a las acciones que realizó en vidas pasadas?, ¿y si esta persona que ahora se encuentra en conflicto con tantas otras, tuvo malas experiencias con ellas en vidas pasadas?

Sea una o la otra, sus acciones presentes determinaran sus circunstancias futuras.