Historias de Mujeres Sabias y Maravillosas: This i meVolver

novartis

Año:
2018-01-09

Descripción:

Keala Seattle es la cantante de “This is me”, la canción ganadora de los Globos de oro 2018 en el film El Gran showman, una mujer poderosa descendiente de los Maorís. La canción transmite un mensaje positivo y profundo sobre la importancia de ser tú mismo/ misma y aprender a expresarte sin miedo a la vergüenza y al rechazo de los demás. Seguramente, ninguno de nosotros/nosotras podemos decir que nunca nos hemos sentido así, teniendo que reprimir nuestra esencia más profunda por miedo al qué dirán. Marianne Williamson decía que “Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite. Es nuestra luz, no la oscuridad, lo que más nos asusta”.  El coaching y el mentoring persiguen precisamente esta quimera, conseguir que cada persona, cada individuo pueda sentir y expresar su verdadera esencia, la mejor versión de sí mismo/misma, ganar en “Empowerment”. Para conseguirlo es imprescindible incrementar nuestro autoconocimiento, solo si sabemos quiénes somos y qué queremos podremos alcanzar este estadio de equilibrio y plenitud. Tememos que no nos quieran como somos realmente, que no nos acepten, pero la realidad es que solo si nos aceptamos a nosotros/nosotras mismos/mismas podremos comunicarnos libremente y con éxito con los demás. La sociedad actual nos impulsa a seguir modelos clónicos, o, bien por el contrario, a manifestarnos totalmente en contra de lo establecido para que nuestra voz se escuche. No es fácil ser uno mismo sin, al mismo tiempo, mostrar rechazo a aquello que no es distinto. A menudo confundimos libertad y autenticidad con intolerancia y falta de comprensión. Muchas veces preferimos lo local a lo global para defender nuestra propia autodeterminación. En la película Avatar nos dijeron que todo está conectado, que todos pertenecemos y provenimos de la misma esencia. ¿Qué pasaría si fuéramos capaces de creer en nuestra esencia y a la vez, también en la de los demás? La palabra profesional es Asertividad, expresar tus deseos respetando, al mismo tiempo, los de los demás. Qué fácil y qué complicado. Ser tú mismo/misma, implica correr riesgos, lanzarte al vacío sin red, algunos lo entenderán, otros no, lo importante sería que tú fueras capaz de entenderlos a ellos, sin perder tu esencia; es aquello de aprender a mirar la realidad con otras gafas, para entender todas las perspectivas. La canción dice “But I won't let them break me down to dust, I know that there's a place for us, For we are glorious”. Si todos somos gloriosos, expresemos nuestra esencia, respetando la de los demás. Como psicóloga y coach, amo la libertad de cada uno de ser quien quiera ser y defiendo encarecidamente la capacidad de todos para cambiar aquello que nos incomoda, seas quien seas y tengas la edad que tengas. El cambio es posible, pero debe ser voluntario y consciente, es la primera premisa para que un proceso de coaching funcione.  En las evaluaciones de las formaciones que imparto y en mis relaciones diarias, la mayoría elogian mi espontaneidad, parece que mi autenticidad es poderosa y les inspira  y arrastra a desarrollarse; sin embargo, a lo largo de mi vida también ha habido muchos que me han aconsejado restringir ese comportamiento abierto y natural, los he escuchado y lo he ensayado, buscando la aceptación de todos y todas, pero el resultado siempre ha sido negativo porque se ha intuido la falsedad de mi actuación. Todos y todas representamos en alguna ocasión un personaje. Una psicóloga a la que admiro profundamente me preguntó hace dos años, ¿A qué desafío en realidad te estás enfrentando?, me impulsó a discernir, a ser un testigo imparcial de las emociones, a entender que para compensar una emoción negativa se necesitan 5 positivas y que el camino hacia la maestría emocional existe. Es un laborioso trabajo que dura toda la vida y como dicen enriquece más la ascensión progresiva que el alcanzar la cima. Te invito a ser consciente durante este nuevo año que empieza, siguiendo la letra de “This is me”, sin dejar que te rompan, sabiendo que hay un lugar para ti, que eres quien debes ser, sin tener miedo a ser vista…solo dejadme introducir una idea un poco distinta a lo expresado en la canción, cuando seamos guerreros, no olvidemos el respeto, la comprensión y el amor.